Vlaz Comics – En México La Muerte trabaja horas extras

–¿Hasta cuando crees que México mejore y se termine toda la violencia del narco y la corrupción?

–Quizá dentro de unos 50 años.

–¿Cómo le hicieron otros países para salir de ese problema?

–Pues, en Singapur lo que hicieron fue fusilar a los narcos, consumidores y servidores corruptos.

–Quién los mataba?

–El mismo gobierno…

.

Cuando el cáncer ha avanzado demasiado, la única solución es extirparlo.

 

Sería lamentable llegar a esos extremos pero el problema que tiene México es complicado ya que esta infectado hasta el cuello, desde el poder ejecutivo, legislativo y judicial. Lo peor es que todos lo sabemos, el mundo lo sabe, pero con saberlo no es suficiente. Esa misma corrupción ha dado pie al incremento exponencial de la violencia, desvío de recursos, masacres, narcotráfico, pobreza y muchas porquerías más y lo peor es el condicionamiento al que hemos sido sometidos de que “no podemos hacer nada” y la frialdad ante todo lo que ocurre.

Tragedias como Casino Royal, Tlatlaya, Ayotzinapa, Minera Buenavista, Guardería ABC, Atenco y muchas más son una muestra de lo podrido que está el sistema desde sus cimientos.

Sabemos que el narco no es el único cáncer que tiene el país pero sí uno de los puntos de partida de otros. Con respecto a las drogas la culpa es tanto del narco como del consumidor y es este último quien hace que el problema no se termine y ha querido deslindarse de su parte.

Vivimos en una sociedad enferma emocionalmente donde una de las salidas fáciles son las drogas y en vez de verlas como un problema, se les ha poetizado y no se quiere saber de dónde vienen, eso al adicto no le importa y en una sociedad configurada para hacer que los jóvenes y no tan jóvenes se sientan “deprimidos”, “desencantados del mundo” y criados por una cultura de cine, libros, series de televisión y música que glorifican la vida vacía, por supuesto que la catarsis que esta les ofrece es un escape.

Las muertes llenan todo el territorio, las falsas estadísticas muestran sólo una parte de lo que realmente sucede.  Si la sangre no se borrará del suelo de México, este sería un país pintado de rojo.

Sabemos que el gobierno es una farsa y no tenemos la menor confianza en que le interese la gente, así que una propuesta es la siguiente: Sin drogadictos no hay drogas.

Eso sería ser buena onda, eso sería aplicar su famosa filosofía de “todo bien” La solución somos todos.

Lo sentimos pero si usted confía en que el gobierno hará algo por terminar con estos problemas, le recuerdo que:

El gobierno es una farsa.


Dibujo por: Vlaz López

Artista urbano y Diseñador Gráfico

Supersiquiatra

Metahumano

Be first to comment