‘Panorama:Arte’ la historia de un coloquio sin puntería.

_DSF0804

‘Observaciones’ es una columna bi-semanal de crítica y reflexión cultural de Luis Mercado.

En Septiembre del 2011 corría la noticia por el estado sobre lo que sería el primer coloquio de artes organizado por la UNISON y sus estudiantes. Este dato significaba una necesaria dosis de optimismo cultural en un árido ambiente plástico. Los ingredientes parecían augurar un resultado interesante: Ideas frescas de la generación universitaria, nuevas estrategias plásticas, un terreno virgen.

Por desgracia el producto final fue lamentable.

Con el desgraciadamente certero título de ‘Panorama:Arte’ el coloquio duplico magistralmente el letargo, confusión y falta de dirección que la mayoría de las instituciones culturales y artistas locales presentan, efectivamente retratando el panorama estatal. Sus múltiples problemáticas pueden ser resumidas en tres puntos a considerar:

1.- Las mesas de dialogo fueron apresuradas, mal organizadas e incluso censuradas.

Se prepararon tres temáticas a tratar en estás mesas. La optimistamente titulada ‘Perspectivas del arte plástico en Sonora’, ‘Las instituciones culturales en el panorama artístico de Sonora’ y ‘Una mirada a la estética de Adolfo Sánchez Vásquez’.

En la primera mesa la naturaleza caótica del evento se hizo presente. Una dinámica dislocada entre el público y los panelistas, tiempos excesivamente cortos para presentar sus puntos y la penosa decisión por parte de los organizadores de no permitir que el público hicieran preguntas.

El fin de una mesa de discusión siempre debe ser el de generar dialogo. Si esto no sucede entonces la mesa ha sido totalmente en vano. Un fracaso.

En palabras de uno de los panelistas, quien me ha pedido permanecer en el anonimato: “Todo fue demasiado apurado e incluso parecía que nos estaban censurando. En especial con eso de que el público no pudo hacer preguntas”. Ahondare en esta declaración en el segundo punto.

La segunda mesa estuvo mejor coordinada, pero paso sin mayor notoriedad.

La tercera mesa fue meramente especulativa. Si bien el maestro Sánchez Vásquez es una figura venerable su visión de la estética se ha visto superada por la época.

2.- Las dos conferencias principales fueron risibles, divisionistas y tendenciosas.

No hay mejor manera de describirlas, he aquí una pregunta lógica:

En cuanto a Danto. A exactamente 30 años de su –excelente, hay que admitirlo- tratado ‘The Transfiguration of the Commonplace’ y casi 15 de su ‘End of Art’ ¿No había mejores estrategias para hablar de lo contemporáneo que el mero revisionismo?

Hablar de Danto por sí mismo no está mal. No aplicar lo hablado a lo local es lo grave, pero de esto hablare en el tercer punto.

La segunda conferencia fue la más problemática de todas y devela la verdadera naturaleza del evento.

Se invitó a la famosamente controvertida Avelina Lesper a hablar sobre uno de sus temas preferidos: La crítica del arte. Antes, un trasfondo.

Lesper (Mexicana de nacimiento supongo, por alguna razón sus datos están misteriosamente oscurecidos), es una férrea critica del arte contemporáneo, al cual no le ve lo artístico por ningún lado. Ella reduce a este arte a un mero artificio mercantil y aboga por un regreso a las prácticas pictóricas de antes. Cabe destacar que ella es parte de un movimiento llamado ‘Hartismo’ el cual afirma que solo la pintura y escultura son arte.

Los problemas con Lesper son variados y hablar de ellos me tomaría años, pero se pueden resumir –más o menos- en la siguiente afirmación: Sus argumentos son viscerales y pasan por alto la identidad histórica.

A Avelina se le ha legitimado gracias a su genial don de inflamar las conciencias. Es una perfecta declamadora, con una de las lenguas más persuasivas del país. Ha logrado dividir foros gracias a un efectivo aparato retorico: Los artistas contemporáneos están robándoles lo que a los artistas ‘verdaderos’ les pertenece.

Claro que esto, inadvertidamente, termina legitimando las dinámicas contemporáneas en su sistema y su tiempo, algo que Lesper parece pasar por alto.

La inclusión de Avelina en este coloquio sin aportar otra conferencia que nivele los puntos de vista –Se me ocurren nombres como Yoshua Okon, Daniel Montero, Cuathemoc Medina, entre otros- nos revela una estrategia preocupante: El militantismo como eje operativo del coloquio.

Si bien esto puede parecer una exageración alarmista de mi parte he platicado con numerosas personas (No menos de 15) quienes me aseguran que los organizadores del evento están plenamente suscritos a las ideologías Lesperianas. Esto reduce a Panorama:Arte a un mero ejercicio proselitista por parte de conciencias conservadoras.

De pronto tiene sentido la precaria ejecución de la mesa de discusión sobre las perspectivas del arte plástico en Sonora. La única perspectiva permitida aquí es la Lesperiana.

Avelina-Central Pk

Avelina Lesper, fotografía de archivo de Internet.

3.- ¿Y Sonora?

Es necesario regresar al nombre completo del evento: Panorama:Arte, primer coloquio sobre artes visuales EN Sonora.

Sin embargo Sonora fue la gran ausente en este evento. Con referentes locales que están operando dentro y fuera del estado, efectivamente involucrados en un panorama nacional, recogiendo exhibiciones, publicaciones, premios y participaciones se pensaría que sobraría de que hablar acerca de la producción Sonorense.

Esto me lleva a pensar una de dos cosas: Hay una lamentable desconexión entre las autoridades culturales de la máxima casa de estudios del estado y la practica cultural de este. O bien se ha decidido ignorar este rico panorama de propuestas plásticas para dar paso a la implementación férrea de una ideología excluyente.

El segundo coloquio Panorama:Artes se llevó a cabo este pasado 18 de Febrero. Si bien ya no estuvo presente el ambiente tendencioso del primero –por fortuna- también resultó ser un coloquio bastante mediocre –por desgracia- repleto de temáticas que parecían pertenecer a una conferencia de mercadotecnia o autoayuda -¿Qué podemos esperar de un evento que incluye el tema ‘Un sistema de excelencia que nos permita destacar en el competido panorama global’?-

Es así como se desperdicia el prestigio y poder de convocatoria que puede ejercer una institución como la UNISON así como su capacidad de influencia en las futuras generaciones de creadores y críticos estatales. Sonora es un lugar con serios retrasos culturales y este tipo de eventos solo ayudan a solidificar esta situación.

Es importante comprender nuestra circunstancia histórica. Vivimos un tiempo donde la inclusión y el dialogo son la norma. Todas las estrategias plásticas, hoy en día, son igual de válidas. Es necesario ejercer en función de esas características una reflexión sobre el panorama de arte. Hacer lo contrario no es distinto a leer un libro de historia del arte publicado a inicios del siglo XX. En palabras de la misma Lesper cuando intenta referirse al arte contemporáneo: ‘Esto no provee ninguna experiencia nueva’.

Dejo un par de preguntas a considerar:

¿Cual es el compromiso que supuestamente asumimos aquellos que buscamos enriquecer el dialogo cultural del estado? ¿Es tenderlo hacia una ideología a la que nos suscribimos? ¿No será acaso el presentar todas las estrategias posibles y permitir que las nuevas generaciones reflexionen y elijan?

Luis Mercado

Maestría en Artes Visuales en la Academia de San Carlos, DF. Becario del FONCA Jovenes Creadores 2012-2013. Artista Plástico.

2 Comments

  • Luis Mercado
    Responder Abril 17, 2013

    Luis Mercado

    No nos interesa publicar comentarios con insultos personales y que ni siquiera se atreven a poner nombre y correos reales. Saludos.

  • Luis Mercado
    Responder Abril 14, 2013

    Luis Mercado

    Hola Long.

    La verdad es que no se trata de que me caiga mal. Si esa fuera la razón de este texto sería poco responsable de mi parte.

    Mi postura es simple y es la que deberíamos de tener todos: Si algo nos parece problemático pues justamente hay que problematizarlo y dialogar.

    Saludos y mil gracias.

Leave a Reply