Solfeggio 432

lovecraft tale

lovecraft tale

En la mañana de octubre de 1992, el  imperceptible pueblo de Birmut, de los alrededores de la ciudad rumana de Craveloft, despertó con un extraño sonido. Cada persona, en cualquier sitio donde estuviese, podía escucharlo y sentir miedo, así se tapasen los oídos. Los rostros de incertidumbre de las pocas personas que salieron a las calles parecían máscaras uniformes. Los padres optaron por no enviar a sus hijos a la escuela: “algo no esta bien” -Decían.

El Departamento de Policía recibió muchas llamadas preguntando sobre el origen de aquel sonido o  ruido molesto para algunos, pero ellos estaban igual o mas extrañados, ya que al parecer provenía de todos lados.

El primer sonido era palpitante, ininterrumpido y desconocido, parecía que pulsaba, como cuando se hacen círculos con los dedos húmedos alrededor de una copa. Cada cierto tiempo la frecuencia cambiaba de grave a aguda y viceversa. Casualmente, ese día corría un aire muy  frío, el cielo lucía nublado, lo que aumentaba el miedo en la gente.

Erick Stovitz, estudiante de electrónica y apasionado de la música desde el punto de vista científico, al ser despertado por aquel sonido esbozó una sonrisa: “vaya broma mas cojonuda, quien quiera que haya sido” -Dijo poniéndose los zapatos. No había terminado de levantarse cuando suena el teléfono.

-Hola
-Erik Stovitz?
-Si
-Hablamos del departamento de policía, queremos que nos ayude a identificar qué es y de dónde mierda viene ese sonido tan molesto que estamos escuchando.

Con una computadora, algunos aparatos pequeños y sofisticados, Erik y dos agentes salieron a buscar. Al cabo de un rato y de muchas teclas presionadas, Erik dijo:

-Se trata de frecuencias Solfeggio, estas frecuencias de sonido originales, fueron aparentemente usadas en los antiguos cantos gregorianos, tales como el gran himno a San Juan el Bautista, junto con otros que las autoridades eclesiásticas, dieron como perdidos hace siglos. Los cantos y sus tonos especiales, según se dice, impartían una tremenda bendición espiritual cuando eran cantados en armonía, durante las misas. Estas poderosas frecuencias fueron redescubiertas por el Dr. Joseph Puleo.

-Entonces se tratan de frecuencias “positivas”?
-En efecto
-Entonces por qué la gente tiene miedo al escucharlas?
-Quizá fueron alteradas con ese propósito, por algún inadaptado.

Patrullaron los alrededores, los suburbios, las fábricas abandonadas, las montañas y encontraron nada. En ese momento ya eran las seis de la tarde, las primeras personas que comenzaron a morir primero iban perdiendo el movimiento, hasta quedar paralizados y posteriormente el corazón se les detenía. Comenzó por los ancianos, unas horas después, los jóvenes, y al final, a los demás. Todos tenían algo en común: eran del sexo masculino.

El pánico se apoderó de todas las mujeres quienes se preguntaban. ¿Puede el sonido asustar tanto a una persona que la paralice y muera? y la otra igual de desconcertante: ¿Por qué sólo a los hombres? Cabe mencionar que en el pueblo de Birmut ser mujer era una maldición, tenía demasiados casos de mujeres violadas y torturadas y tratadas como sabandijas, casi nadie quería hablar del tema por que era tabú decir algo malo de los hombres.

Anocheció, el cielo fue cubierto de nubes completamente y una lluvia ligera comenzó. Esa noche nadie quería dormir, pero el cansancio y aquel sonido terminó por vencerlas, al siguiente día ya no se escuchaba nada de aquellas frecuencias, sólo el martilleo de una mujer de aspecto áspero y frío cuya mirada helaba la sangre quien clavaba un letrero en la entrada del pueblo que decía:

 

“TODO HOMBRE QUE SE ATREVA A VIVIR AQUÍ SERÁ DEVORADO”

 

Supersiquiatra

Metahumano

Be first to comment