ARS VOCALIS | Reseña de la presentación de Bastián y Bastiana

La primera jornada de presentaciones del singspiel mozartiano Bastián y Bastiana,  se ofreció con éxito al público infantil cajemense dentro de las actividades gratuitas de Ars Vocalis México en Ciudad Obregón, Sonora el 15 de abril de 2015.

El montaje operístico dirigido en la escena por el mexicano Yazman Pulido, y en lo musical por la coreana Jooyen Huang al frente de la Camerata de Culiacán, se presentó este sábado en el teatro Dr. Óscar Russo Vogel por iniciativa de Cultural Jikau A.C. en coordinación con el Ayuntamiento de Cajeme a través del Festival Internacional de Canto y Ópera Ars Vocalis México.

El trabajo escénico de Yazman Pulido giró en torno a muñecos de trapo para representar a los tres personajes, los pastorcitos Bastián (Emilio Castellanos, tenor), Bastiana (Dora Isel Garcidueñas, soprano), y el mago Colás (Omar Banna Dosamantes, bajo), lo que obligó a que los actores asumieran una corporalidad desarticulada para encarnar su respectivo papel.

Por lo que corresponde al trabajo de Huang al frente de la orquesta, ésta recurrió a un sistema agógico seguro al reducir en lo posible las indicaciones de tiempo marcadas en la partitura, logrando así una mejor dicción por parte de los operistas.

En conjunto, el montaje vocal sirvió en muchos sentidos como un proceso de aprendizaje para los involucrados, pues mientras el público tuvo uno de sus primeros acercamientos al mundo de la ópera de manera lúdica, los cantantes todavía jóvenes pudieron avanzar en sus propios límites físicos, como es el caso de la colocación de la voz en la zona aguda para el tenor y la afinación para la soprano, mientras que la orquesta trabajó en su labor de equipo al asentar, sobre todo en los primeros compases, el volumen de las secciones en lo individual para alcanzar un sonido homogéneo.

A eso se debe agregar que el guión fue adaptado en lo posible al entorno sonorense, cuando se mencionaron algunos municipios de la localidad junto a modismos propios del habla popular, en una suerte de ridiculización graciosa que respetó el propio Mozart al escribir la música sobre el texto de Weiskern y Schachtner, y en el que los autores se mofan de los clásicos conjuros al hacer mezclas entre el latín y el griego para producir palabras sin significado en boca de Colás.

Por su parte, Humberto Manuel Mendívil desarrolló un trabajo coreográfico con ballet femenil que al final funcionó como coro silente al tomar parte en la trama.
Las dos últimas presentaciones de Bastián y Bastiana tuvieron lugar este domingo 12 de abril a las 17:00 y 19:00 horas en el mismo teatro.


.

Por: Lic. Erick Alba.

Be first to comment