Batallainterna – Dormitorio (2008): Pioneros olvidados del Hip-Hop experimental Sonorense.

1024

Hace cinco años más o menos me senté ante mi computadora para perder el tiempo y decidí echar un vistazo a mi lista de espera de discos. Entre ellos encontré uno que me recomendaron, hip hop obregonense; de esos discos que son producidos por los mismos artistas, con una computadora de escritorio, un micrófono suficientemente bueno, un calcetín para anular el ruido y una consola virtual.

El disco se titulaba Dormitorio, de Jorge Amavizca (Artifize) e Iván Rubio (Tran C), quienes en ese entonces operaban bajo el nombre de Batallainterna. Recuerdo que cuando vi la portada no sabía cómo interpretarla, sinceramente no parecía un disco de hip hop o rap.

El track que abre el disco me desconcertó y una vez que percibí un sample de Soul en mi búsqueda de beats convencionales de hip hop junto con el nombre del track que estaba en francés, entendí que este disco no iba a parecerse a nada que haya escuchado últimamente.

Para mi buena suerte, venía de una catarsis mental en la que escuchar discos de The Mars Volta como fanático durante toda la preparatoria me preparó psicológicamente para entender varias mezclas de sonidos y géneros musicales. No analice de forma minuciosa el disco, pero si lo suficiente para reconocer que no lo entendía, y ahora que lo pienso, me fijé más en la producción del disco que en el contenido lírico, que es normalmente lo más importante en una producción de hip hop.

Hoy, cinco años del lanzamiento de Dormitorio, sigo impresionado en la calidad de producción de este material, ambientado en la música clásica, el Jazz y el Soul de los años 70’s.

Dormitorio, recorre durante casi 30 minutos un contenido verbal muy amplio utilizando la filosofía, la literatura clásica y  el lenguaje vulgar y moderno como principales puntos de atracción. Con la llegada de figuras artísticas como Kanye West, Jay-Z y Timbaland la producción, que antes se encontraba orientada únicamente al hip hop o la electrónica, ha tomado nuevos aires utilizando elementos ajenos a lo que se pensaba que eran una contradicción a los principios de composición y fabricación de este género.

Son ellos los que transformaron esa asociación del hip hop y el sonido de barrio y lo convirtieron en un género en el que la fama, la moda y lo sofisticado son los elementos  de la nueva masculinidad.

Este álbum no aborda temas de aspecto social, pero si de exploración psicológica en los que el amor, el desamor, la melancolía y la superación son el combustible. Convirtiéndolo en un trabajo que prevé proféticamente al nuevo hip hop.

Tuve la oportunidad de platicar con Jorge Amavizca al respecto de este disco, sobre el proceso de composición y de producción. Me platicó un poco de cómo había sido su estructura al trabajar con Tran C:

Jorge Amavizca: Yo antes producía sólo rap, por lo general hacía yo las bases y se las enseñaba al Tran C, luego nos juntábamos, escribíamos y grabábamos, otras veces le mandaba una que otra instrumental y cada quien escribía por su lado, luego nos juntábamos a grabar, etc.

WCFTD: ¿Y qué sentiste cuando terminaron el disco?

Jorge Amavizca: Fue como cerrar una caja o un regalo y poder donarlo a los amigos o al mundo; obvio buscábamos darnos a conocer, pero a la vez se sintió muy natural y sin prisas, porque tardamos algo de tiempo en hacerlo y se fue dando de poco a poco, así que algo más o menos así.

En aquella noche en el 2008 Dormitorio me pareció un disco muy bueno. Pero, al igual que muchas otras obras, pasó desapercibido porque aún no era su momento.

Dormitorio, en retrospectiva, pudiera significar un acto, un momento revolucionario en la música local y un parteaguas en la manera de crear y producir música urbana. Hace cinco años no estábamos preparados para un disco como este.

Este disco me hace pensar en el trabajo que acaba de hacer Frank Ocean, pero curiosamente el disco de Ocean es nuevo: Salió apenas el año pasado y ya tiene un Grammy.

Esto, mas que significar una competencia de a quien se le ocurrió primero, nos contextualiza la perspectiva y puntualidad de este trabajo. Nos dice que las influencias, junto con las intenciones son las que cuentan para crear música no convencional y trata de innovar en un género que está saturado y encasillado en la superficialidad mediocre del dinero.

Dormitorio: Un experimento musical mucho más importante de lo que pudimos haber sospechado cinco años atrás.

 

Para escuchar Dormitorio de Batallainterna, haz click aquí 

Juan Pablo Machado

Desarrollador audiovisual, crítico de música, paparazzi – Ing. Producción Multimedia y bajista de Earth After Seven.

Be first to comment