Carlo Gesualdo: contrapunto in flagrante delicto di fragrante peccato

venimos del desierto

El oficio de un buen músico no es sólo hacer música, es atrapar el alma de las cosas.   S’io no miro non moro,Non mirando non vivo; Pur morto io son, nè son di vita privo, O miracol d’amore, ah, strana sorte, Che’l viver non fia vita, e’l morir morte. (Si no miro no muero, no mirando, no vivo; por lo tanto muerto estoy, mas no de vida privado. Oh milagro de amor, ah, extraña suerte, en que vivir no me da vida y morir no me da muerte)  

¿Quién es Carlo Gesualdo? ¿Por qué ha servido de inspiración para Julio Cortázar, Aldoux Huxley, Werner Herzog, Igor Stravinsky, Alfred Schnittke, Bernando Bertolucci entre muchos otros? En esta entrega veremos las causas que le valieron a Carlo G. para pasar a la posteridad.

Carlo Gesualdo nació en Venosa en 1566 y falleció en Gesualdo 1613. Fue príncipe de Venosa y conde de Conza. Su madre fue prima del papa Pio IV, llamado Giovanni Angelo Medici, lo que hace que el príncipe en cuestión tenga parentesco con los más grandes mecenas del renacimiento. Estudió composición y sus obras se encuentran dentro del estilo renacentista tardío pero con un alto grado de cromatismo1, elemento que no era utilizado en su época y que sería “empezado a usar” hasta finales del siglo XIX por Richard Wagner (1813 – 1883). El cromatismo usado por Wagner fue el catalizador de muchas tendencias musicales del siglo XX, las cuales como en todas las artes de ésa época, buscaban deshacerse de los dogmas artísticos que se heredaron desde la edad media tardía.

En el año 1586 contrae nupcias con su prima María d´Avalos. Unos años después María conoce a Fabrizio Carafa, duque de Andria, con el que surge una relación extra marital, la cual no fue vista con buenos ojos por la localidad y por Carlo. El 16 de octubre de 1590 el príncipe de Venosa finge un viaje de caza, la pareja adultera aprovecha la ocasión y se encierran en el palacio San Severo en Nápoles (en ese entonces Venoza pertenecía a Nápoles), al saber la localización de los amantes, Don Carlo G. entra hasta la habitación donde se encontraban in flagrante delicto di fragrante peccato y los asesina con su arcabuz, seguido de eso, los desmiembra y las partes desprendidas fueron expuestas en el frente del palacio. La violencia de este acto fue escrita en muchas de las crónicas de la época, las cuales cambiaban según la opinión del cronista. A pesar de lo sangriento que fueron sus actos, Carlo G. no fue castigado por la ley, por la razón que los hechos de María y de Fabrizio justificaban lo antecedido. Sobra decir que el hecho de ser príncipe, sobrino-nieto del papa lo hacían inmune a la ley de ese periodo. El príncipe se recluye en su castillo en Gesualdo (este acto no es una prueba de miedo por la autoridad, la huída se debió por miedo a venganza de sus propios familiares).

Existe el mito infundado, donde se imputa a Carlo Gesualdo el asesinato de su segundo hijo con Maria d´Avalos, el cual aún era un bebé. Se cuenta que al mirarlo a los ojos y dudar de su paternidad, lo asesina, unos dicen que a golpes y otros que lo asfixió con sus propias manos.

En 1594 el príncipe de Venosa se casa con Eleonora d´Este y habitan en la localidad de Ferrara, lugar donde se encontraba la corte Este. La dinastía de su cónyuge tenía a su disposición músicos con extensas habilidades, además que Ferrara era un centro de grandes movimientos musicales. En este tiempo Carlo conoce el estilo que lo marcaría hasta su muerte. En 1595 se instala en su castillo en Gesualdo. Imita lo visto en Ferrara y contrata a los mejores músicos de Italia para que interpreten su música. Su segundo matrimonio no resultó como él esperaba. La familia Este exigía arduamente el divorcio alegando falta de interés por parte de Carlo. En 1600 el hijo de Carlo y Eleonora fallece y en 1613 muere el primer hijo producto del matrimonio con Maria.

Ante tantas penurias Don Carlo cae en una fuerte depresión que lo llevó a aislarse en su castillo y pensar que con la auto-flagelación podía encontrar el descanso eterno y el perdón de los pecados. Llegó a utilizar empleados para lo asistieran en sus castigos corporales. En este último periodo de su vida pertenecen sus obras más interesantes en cuestión de cromatismo, virtuosismo y desesperación. Finalmente muere unas semanas después del fallecimiento de su primogénito. El cuerpo fue encontrado el 8 de septiembre de 1613, la causa de muerte es controvertida, hay fuentes que indica que las heridas provocaron su muerte, otros testimonios indican que fue asesinado por Eleonora o por unos de empleados.

Sus obras están divididas en música instrumental, vocal sacra y vocal profana. Publicó seis libros de madrigales2 , un Tenebrae Responsories entre otras publicaciones impresas. En tenebrae se encuentran sus últimas obras.

El misterio de su vida y muerte que envuelven a este compositor ha interesado a una considerable cantidad de artistas desde su re-descubrimiento en el siglo XX. Julio Cortázar se basa en la vida del príncipe para crear un cuento presente en Queremos tanto a Glenda. Huxley en Las puertas de la percepción comenta acerca de Don Carlos. Igor Stravinsky instrumentó algunos de sus madrigales en Monumentum pro Gesualdo di Venosa, además el estilo del príncipe influyó en el estilo del compositor ruso. Alfred Schittke y Salvatorre Sciarrino crearon respectivamente Gesualdo y Lucci mie traditrici, óperas inspiradas en el asesino de Venosa. Werner Herzog publica un documental-film llamado La muerte a cinco voces. Bernando Bertolucci ha comentado que planea hacer un film de su compatriota. Curiosamente un familiar de María d´Avalos fue compositor y realizó otra ópera con los personajes de esta historia, el nombre del compositor es Francesco d´Avalos y falleció en mayo del presente año.

Sus actos que le dieron fama de asesino no eclipsan su producción musical, la cual está catalogada como adelantada a su época. Los análisis de su producción musical dan a conocer técnicas que estuvieron en boga unos trescientos años después de su muerte. A todo esto podemos añadir que su música –en opinión del que esto escribe- es muy sincera. En sus primeras escuchas se percibe el sufrimiento, la ira, el castigo, la depresión y el carácter del creador. La sinceridad en el arte es un don demasiado valioso.

Para concluir añado un madrigal perteneciente al sexto libro, la pieza se titula Moro, lasso, al mio duolo. Interpretada por Ensamble Metamorphoses dirigido por Maurice Bourbon y Música sacra a 5 voces ejecutada por la  Oxford Camerata a cargo de Jeremy Summerly.

1: Cromatismo es un término musical que designa el empleo de notas ajenas a una tonalidad o escala. El empleo de estas notas dan un color de inestabilidad. En la música comercial de nuestra época es muy poco frecuentada.
2 Madrigal, estilo poético y musical. En música se utiliza para asignar un estilo donde se emplean de 4 a 5 voces y su texto es secular. Perdió fama a principios del barroco por la naciente ópera.
  

Moro, lasso, al mio duolo.

Italiano.                                                                                                  Español. Moro, lasso, al mio duolo                                                  Me muero, por desgracia en mí sufrimiento E chi mi può dar vita,                                                          Y ella que me puede dar la vida, Ahi, che m’ancide e non vuol darmi aita!                   ¡Ay, me mata y no me va ayudar! O dolorosa sorte,                                                                   O dolorosa suerte Chi dar vita mi può, ahi, mi dà morte.                         Ella me pudiera dar vida, me da la muerte.

 

 

 

Completo:
 


Por: Rolando Lerma-Jiménez

Rolandolermaj123@hotmail.com

Supersiquiatra

Metahumano

Be first to comment