La isla del no-mainstream

En alguna ocasión escuché a alguien decir que Japón es otro planeta que se estrelló con el nuestro, y de cierta manera pareciese tener razón. No hay forma de observar a la tierra del sol naciente y entenderla, no siendo de occidente. Sus modas parecen rayar en la fantasía, en lo inverosímil, en la búsqueda de lo diferente para evitar el mainstream. En algunas ocasiones existe una explicación hacia modas que terminan convirtiéndose en puntos de referencia a la cultura nipona actual, como ha ocurrido con el Visual Kei, el Lolita, el Ganguro, entre otros más. La justificación es sencilla: la gran distancia existente con occidente; siendo el país más alejado del territorio asiático, las novedades provenientes del nuevo continente llegaban a medias, así que tuvieron que desarrollar sus propias identidades a partir del conocimiento que tenían. Pero, el hecho es que esto no es válido para todas las modas. Actualmente, la internet ha llenado el vacío de distancia y desconocimiento; las modas se viralizan e imitan, o en algunos casos únicamente se critican. Japón siempre ha sido un país que ha dado de que hablar, pero en los últimos años modas extremas se han dado a conocer por todas las redes sociales; rastrear su origen y demostrar la veracidad de alguna noticia en la web es necesario, ya que algunas “modas japonesas” no son mas que extrañas estrategias publicitarias, contenido único de revista o fetiches. Desde el 2000 se han presentado, por lo menos, cuatro modas que vale la pena mencionar, ya sea por su peculiaridad o por el impacto que han tenido en el resto del mundo.

GEEE, party in your mouth 

Captura de pantalla 2014-02-01 a la(s) 23.18.39

Trabajo de imagen de Uemura Keiichi

La sonrisa LED, como también se le conoce en Internet, es un accesorio creado por Manabe Daito e Ishibashi Motoi para la compañía Laforet Grand Bazar con motivo de una campaña de invierno. La popularidad se generó por distintos videos publicitarios y de test donde se podían ver personas sonriendo (permanentemente) mientras sus bocas cambiaban de color a voluntad del usuario, con el extra de un ritmo musical. Algo que llama la atención es el uso de modelos occidentales como imagen de una moda oriental, pero no hay duda de que es realmente una forma interesante de obtener una sonrisa brillante y deshacerse de los dientes de oro.

Fiesta en los dientes

BAGELHEADS, alteraciones progresistas

Bagel-head-11

Fotografía de Keroppy Maeda

Cuando se habla de modificación corporal usualmente viene a la mente piercings, tatuajes, expansiones, pero este estilo de vida se encuentra siempre en una continua búsqueda de crear tendencia por medio de alteraciones de mayor impacto; los Cabeza de Dona o Bagelhead son un claro ejemplo de ello. La moda, aunque se viralizó como algo originario de Japón, tuvo su origen en Canadá y fue llevada en el 2007 hacia tierra nipona por  el artista Keroppy Maeda; su procedimiento consiste en inyectar solución salina en la frente hasta crear una masa del mismo tamaño y darle forma de dona, esto desfigura el rostro de quien lo usa pero no es permanente, pasado seis horas se desvanece al ser absorbida por el cuerpo. En  2012, National Geographic incluyo a los bagelhead dentro de un especial sobre modificación corporal en su programa TABÚ, sacando la moda del ambiente underground en el que se encontraba y convirtiéndola en un objeto de morbo o debate. Antes de ser transmitido el documental, Keroppy ya había ofrecido una entrevista a la revista Vice donde explica los motivos para someterse a esta alteración : “Las personas que gustan de modificación corporal extrema quieren encontrar su propia manera de hacer las cosas, y siempre están buscando nuevas maneras para hacer eso. Cuanto más progresiva es la escena, más es lo que éstas personas tienen que experimentar para encontrar su propio camino”.  Pero actualmente,  la noticia de esta tendencia sigue causando diversas reacciones, desde la crítica hasta el asco de quienes no hayan explicación de un acto así.

Cabeza de dona

YAEBA, la belleza de la imperfección

yaeba018

Algo que es común de ver en los manganimes son los personajes femeninos con colmillos que sobresalen como una característica física de una personalidad traviesa, infantil o enérgica. Pero esta tendencia de dibujo se ha salido de su ficticio universo para caer en la realidad como una moda creada por el dentista Masuoka Taro e implementada por diversos odontólogos de Japón. La explicación que circula en la red respecto a este procedimiento es la imagen atractiva e imperfecta que se diferencia de las super-modelos que hasta hace algún tiempo eran el estereotipo de belleza. Pero la modificación dental permanente tiene  sus efectos negativos: fracturas dentarías, bruxismo, enfermedad periodontal, problemas fonéticos, dolor articular, entre otros más. Diversas idols, cantantes y celebridades niponas ya han sido sometidas al trabajo de endodoncia, ganando más adeptos a esta tendencia a pesar de las campañas del gobierno japonés para disminuir el numero de yaebistas.

Colmillos

EYEBALL LICKING, de los besos franceses a las lamidas oculares

Eye-Licking

Fotografía de Jarrod Jones

Una de las cosas en las que sobresale Japón dentro de sus peculiaridades es por sus tendencias eróticas. El eyeball licking es una moda de carácter sexual que consiste en, tal cual su nombre lo dice, lamer el ojo de otra persona con el fin de estimular sus terminaciones nerviosas y causarle placer.  Pero en realidad este fetichismo ocular es ya algo viejo en dicho país; un ejemplo de ello se ve reflejado en Yume no Q-Saku,  obra de 1985 creada por Suehiro Maruo, maestro del ero-guro. En la actualidad ha resurgido este fetiche, siendo incluso televisado y su experiencia distribuida dentro de youtube, teniendo así la suficiente magnitud para ser imitado en occidente. Pero hay una creciente preocupación entre los oftalmólogos por la posibilidad de contraer enfermedad como la clamidia o la conjuntivitis al tener la lengua microorganismos de fácil contagio. The Huffington Post le otorgó su justa importancia al realizar un reportaje sobre esta “nueva moda y consultarlo con expertos sobre la salud.

Lamer el ojo

Japón se encuentra en un avance continuo, creando tendencias no sólo tecnológicas sino también en diseño. Dentro de la moda no existe algo fijo,  la tendencia que prevalece en la sociedad nipona es un estilo individualista influenciado por la modernidad. Por ejemplo, en cuestión de vestimenta existe un no-mainstream. En el sitio web Japanese Streets se pueden ver fotografías de nipones capturados en la calle con diversos estilos de una moda no convencional, en lo que ya nos han demostrado ellos son expertos.

Be first to comment