Podcast 010: Entrevista a Becker García Flores, Director Municipal de Cultura

We came from the desert

Entrevista al director municipal de cultura Becker Alberto García Flores realizada el día viernes 16 de enero de 2015 y en la cual conversamos sobre la situación actual del arte y la cultura en el municipio de Cajeme, sus mafias, protagonistas y antagonistas, características y muchas cosas más, en una charla directa donde cada espectador al final tendrá su propia opinión.

En esta ocasión hemos implementado el ya acostumbrado podcast y le agregamos la opción de videopodcast para aquellas personas que son mas visuales.

Videopodcast


Podcast

Supersiquiatra

Metahumano

4 Comments

  • Responder Enero 23, 2015

    Morbo

    “Quedate siempre atras del hombre que dispara y adelante del que esta cagando, asi estas a salvo de las balas y de la mierda”
    Hemingway

  • Responder Enero 19, 2015

    Rafael Evans

    El Señor Director se busca asimismo en su dirección, se autoreferencia. Su narcisismo le impide salir de sí mismo y sobre todo buscar respuesta fuera de su propia silla de director y no desde un lugar de auto-conciliación. El mundo de la cultura no es precisamente un lugar disidente por esa misma razón una simple renuncia en un momento “exitoso” se erige como símbolo de lo que desaparece. Más que mafia la llamaría entonces endogamia y no es única de la cultura, todos los sectores y más en nuestra ciudad se mueven por lógicas cerradas o de movilidad reducidas, ya sea a través del intercambio entre ellos mismos, siempre los mismos, el corporativismo u otras estrategias similares. Pero en el mundo de la cultura municipal esto se da con especial intensidad.
    Encuentro que reconoce la existencia de artistas con éxito y reconocimiento mediático, bien posicionados y el resto que se mueve en un permanente tránsito de precariedad y vértigo buscando su oportunidad de integración, a mí me gustaría afirmar que existe una tercera categoría de los que viven en los márgenes y buscan la disidencia sin la pretensión o la necesidad de ser aceptados pero no tengo tan clara su existencia. Las cosas tienen nombre y apellido siempre, sugerir culposamente, sin decir quiénes y por qué, desmitifica su postura provocadora y segura, entiendo que se sabe mi nombre como también entiendo que cualquier objeto de crítica suele provocar reacciones excesivas de rechazo o que se distorsione o interprete como la osadía de un enemigo. Pero sigo pensando que puede generarse una sensación que desde la unidad y como responsables de la cultura se debería ser más colaboradores, más cooperantes, pues la cultura no deja ser cosa de todos. Hay que tener cuidado para que no exista el más mínimo malentendido. Yo no hago teatro para predicar ni para indicar camino alguno a seguir. Y no hablaría de ingenuidad o de utopía, sino de ideales. Un ideal es como la luz de un faro vista desde lejos. Acercarse a esa luz exige esfuerzos extremos. Y se corre el riesgo, en todo momento, de encallar o de estrellarse contra las rocas. Es característico en mí culpar la corriente submarina de interiorización a la voluntad. Convencido de que la voluntad es débil, el melancólico puede hacer esfuerzos extravagantes para desarrollarla. Si estos esfuerzos triunfan, la resultante hipertrofia de la voluntad habitualmente toma la forma de una compulsiva devoción al trabajo. “Estamos condenados a trabajar; de otra manera, podríamos no hacer absolutamente nada.”

  • Muy buena entrevista… no importando la forma sino resaltando el “fondo” -de la entrevista- se dan respuestas muy importantes en cuanto a la situación actual de la forma de promover la cultura en Cajeme. Se agradece al Sr. Becker G. la apertura de que el entrevistador pregunte -y aun cuestione- el tema que, se nota iba siendo espontaneo en el curso de la plática… que en mas de una vez rayaba en lo mordaz e inverosímil de una y otra parte; sin embargo sin perdernos en el peculiar estilo del entrevistado, es muy importante entre otros puntos HACER NOTAR: 1).-“Quien quiera apoyo… que lo solicite” (la Dirección Mpal. de Cultura no puede adivinar quien lo quiere)… esto aunque en la entrevista se menciona que no se apoyó “… el poder de las ideas”; 2).-Se ha hecho lo que se ha podido… acorde a las circunstancias (Se ha hecho esfuerzo para presentar en los festivales lo que le “gusta” a la gente)… en retórica a esto se menciona que la Dirección de la Cultura debiera fomentar lo que la gente “necesita”, aludiendo que es necesario motivar la culturización de la gente. Pareciera que falta tal vez una planificación de objetivos de “que promover” y “como promover” de manera anticipada al inicio del ejercicio… logrando esto a través de una proyección apoyada en los distintos promotores de la cultura diversa de la comunidad (“teatreros”, escritores, pintores, músicos, etc…), los cuales a través de sus concienzudos proyectos, presenten y “vendan” sus pretensiones a la D. de C. y sobre esa base proyectar los presupuesto respectivos para que la misma D. de C. gestione y obtenga los recursos necesarios… con esto se trabajaría con un proyecto integral Municipal y restaría tal vez solo darle seguimiento y supervisión… Promoviendo la cultura es posible ir progresivamente logrando que el joven se interese en estas actividades y prácticas y así mismo se aleje de un grupos sociales que se tornan cada vez mas hostiles… cito: “Si un joven tiene un libro en su mano derecha, es muy difícil que sostenga una pistola para disparar” (…). FELICIDADES jóvenes… cada pd… MUCHO MEJOR…!

Leave a Reply