Reseña crítica sobre el vuelo de las arpías

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre. La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer, en concreto de una bruja. Su pelo es grueso, duro y enmarañado, como un estropajo, y tiene los dientes podridos. No suelen llevar ropas y siempre están envueltas en un fétido olor. Son seres tan sucios que infectan a otros seres al atacarles con sus garras. Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareos muy desagradables. Sin embargo, las arpías pueden entonar, con bastante gracia, un canto mágico capaz de hechizar a quien lo escuche, sobre todo a humanos y semihumanos. Esta canción la usan cuando se ven atrapadas o cuando quieren atraer a viajeros ocasionales hasta su guarida. Se deleitan molestando a otros seres y animales, sin embargo, son bastante cobardes, sobre todo si se encuentran solas, por lo que suelen huir con frecuencia. A pesar de ello, son muy vengativas y pueden seguir a un enemigo durante kilómetros. Sus guaridas están situadas en la línea de la costa y son, frecuentemente, cuevas un poco profundas y tan sucias que ningún animal se atreve a acercarse. En ellas guardan algunos tesoros que se mezclan con toda la suciedad. Estas guaridas albergan a unas diez o doce arpías. Las arpías pueden colaborar esporádicamente con humanos ejerciendo de espías. (http://www.seresmitologicos.net/voladores/arpia) .


La noche del viernes 2o de febrero de 2015 se estrenó de manera gratuita la obra de teatro El Vuelo de las Arpías del dramaturgo Rafael Evans con el actor Javier Soto y las actrices Alejandra Petterson y Cristina Vázquez, la cual llenó casi en su totalidad al teatro Oscar Russo Vogel.

El Vuelo de las Arpías es una obra de teatro-documental que a lo largo de su desarrollo aborda varias problemáticas actuales, incluso desde que el público entra al recinto y mira que las butacas están intervenidas con cintas amarillas policíacas ya es una señal. Problemas como el narcotráfico, la violencia que existe en la ciudad y la situación económica, se manifiestan en video-testimonios hechos a varias personas de la localidad. Otros temas que se abordan son las relaciones de pareja, las relaciones familiares, así como preguntas existenciales y filosóficas que son hechas por los tres actores durante la obra, la cual va del drama a la comedia para hacer más digerible su apreciación. El uso de medios como cámaras transmitiendo en vivo, proyectores y música, ayudan a tener más elementos de expresión que no son tan comunes aún en el teatro local.

Analizando la obra de manera personal puedo decir que tiene muchos elementos que la vuelven interesante, desde el guión, la buena ejecución de los actores sobre el escenario, las preguntas filosóficas lanzadas al público, los testimonios recolectados a la ciudadanía que se atrevió a decir las cosas que a veces no se dicen por temor; lo que me hace recordar por su factura a la obra Baños Roma, presentada en octubre de 2014.

Algo que tiene la obra es que quizá por mencionar tantos temas no se logra profundizar en la mayoría de ellos, lo cual deja al final una sensación de algo disperso, pero se entiende porque son tantos los problemas sociales que tendría que hacerse una obra para cada uno. Esa sería una de las cosas que podría sentir con respecto al contenido.

Como todo estreno la obra tuvo un par de situaciones técnicas que falta mejorar como que de repente se iba la señal de video, se veía muy oscuro o no se alcanzaban a distinguir las letras de los encabezados de los periódicos, lo cual se debe arreglar para que no tenga fugas en el contenido que se pretende mostrar.

Como experiencia teatral, El Vuelo de las Arpías es totalmente recomendable pues se trata de consumir otro tipo de teatro y nos dimos cuenta de ello porque el público la recibió muy bien, lo cual nos hace pensar que quizá nos encontremos en un momento donde como espectadores ya estemos listos para presenciar obras de este estilo y no solamente musicales y comedias. Estas obras tienen la función social de divertir, informar y tal vez despertar conciencias sobre la situación que vive la ciudad.

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

El vuelo de las arpías - Venimos del desierto

El vuelo de las arpías – Venimos del desierto

 

 

 

 

Supersiquiatra

Metahumano

4 Comments

  • Responder Febrero 22, 2015

    Nuvia

    El documento en el teatro nos lleva a carecer de toda ficción y nos muestra una serie de realidades paralelas, tantas como nos permitamos sentir, y “hablar de todo”, hablar de la vida, que el final el espectador es quien crea la historia que quiere ver.
    “El vuelo de las Arpías, archivos de una metamorfosis colectiva”, una pieza teatral que muestra el trabajo del director que propone al actor como investigador. Vemos un espacio poetizando con elementos relativamente nuevos para el espectador Sonorense, pero al mismo tiempo caótico, que llevan a un estado de alerta y te hace parte de la escena. Estamos preparados para un teatro que reinventa.
    Los esperamos este viernes 27 en Navojoa.

  • Responder Febrero 22, 2015

    David Salazar Calleja

    Ese teatro es y sigue siendo fundamental, pero creo que se investiga y registra muy poco del teatro actual. Hace diez años, sería imposible pensar el teatro de hoy, pero pensar en ver en Cajeme Teatro como este resulta alucinante, si alguien se atreve a decir las cosas como son es este canijo, al que debo admitir no seguía en un principio, pero me ha demostrado lo incansable, incontrolable y desafiante talento. Felicidades a Evans y todo su equipo, espero la siguiente obra.

  • Responder Febrero 22, 2015

    Javier Soto

    El Teatro escapa de lo que conocemos como “la piratería”, porque cada función es única e irrepetible, el espectador es parte de la puesta igual que el intérprete, el director, el escritor, los técnicos, la música, el video, el inmueble, las calles.

    Les agradezco mucho por sus palabras y su tiempo. Y concuerdo con el final de su reseña, el arte es capaz de despertar consciencias. No existe más Teatro que la vida misma.

  • Responder Febrero 22, 2015

    Humberto Oliva

    La obra me pareció muy buena desde diferentes puntos de vista, tanto en los diálogos como en la parte estética, la manera de abordar una problemática social del país lo hace muy interesante. Sus diálogos eran profundas sentencias que incitaban a la reflexión, que al intercalar las escenas entre problemas del pais y cosas mas personales e individuales, nos hacian voltear a ver a la condición humana como germen de esta problemática…. pero me parece muy interesante la manera en que se va desarrollando, muy llamativa… los actores me parecieron muy bueno haciendo gala de su buena condición fisica jaja.. como dice el autor de éste articulo, la obra puede mejorar en algunos detalles pero en general me pareció muy buena, me parece que es una obra muy adecuada para crear en las personas un interés en el teatro y acercarla también a reflexiones más profundas através de temás bastante palpables y aterrizados como lo son el narcotragico y los problemas sociales, saludos!

Leave a Reply